THE CURE. “The head on the door”

28/06/2011 5 comentarios

Este LP, publicado en el 85 supuso un cambio en el estilo de The Cure. Digamos que sus canciones no eran tan siniestras como antes.No es que dejasen atrás su famoso lado oscuro y pasasen a algo más popero y comercial, pero sí supieron llegar al gran público a base de videoclips y más promoción. Siempre recordaré al chico que me recomendó este disco. Íbamos al instituto, no es que fuésemos íntimos ni nada, pero hablando de música me dijo que los Cure hacían una música de puta madre y que este disco era muy bueno. Yo, que entonces era muy panoli y popero, decidí hacerle caso y me fui a escucharlo a una tienda. Os recuerdo, querid@s amiguit@s, que no siempre ha habido internet, y que antes nos teníamos que currar la música para poder tenerla. Bien pues me agencié el LP y efectivamente, me enganchó. “Close to me” era el single y la más conocida. Pero en seguida pillé otra que fue mi favorita, la que abría el disco ” In between days”.  Me flipaba.

Al poco tiempo de todo ésto, me dijeron que este chico murió de un derrame cerebral. No creo que tuviera ni 17 años.  Por supuesto que este disco me recuerda muchísimo a él.

Volviendo al tema musical, para mi gusto, la otra gran canción del disco es “The blood”, con reminiscencias españolas, sobre todo por la guitarra y las castañuelas.

Tampoco quiero dejar de lado “Push”, genial. Música Cure en estado puro.

“A night like this”, “Six diferent ways” son otras composiciones de Smith que completan, y bordan, este disco., que como digo, es el ideal para un neófito para entrar en el mundo de The Cure y no asustarte demasiado por temas demasiado góticos o poperos, como hicieron más adelante.

Acabo de recordar que me perdieron, o hicieron desparecer por arte de magia, mi vinilo original en un pseudo-desfile de modelos en un hotel. Me pidieron si podía colaborar prestándoles música y así me lo pagaron. En fin.

Gracias Alejandro, por tan buena recomendación. Veintipico años despúes, sigo recordando aquella conversación musical.

Categorías:Sin categoría

Metallica. “Metallica”

25/06/2011 2 comentarios

Sólo les conocía de nombre, no les había escuchado ni por supuesto, tenía nada suyo. El 20 de abril del 92 en el antiguo Wembley, fueron los encargados de abrir el concierto homenaje a Freddie Mercury. Interpretaron dos canciones : “Enter sandman” y “Nothing else matters”. Aquello sonaba fabuloso. Una cañera genial y una balada maravillosa. Conseguí el vinilo de este Black Album y poco a poco me di cuenta que me había vuelto fan suyo. Ellos fueron culpables, en gran parte, de mi afición al Hard-Rock.
Es cierto, que este álbum supuso para ellos un cambio, ya que fueron dejando atrás el trash metal y se hicieron más accesibles al gran público, sin perder nunca su sello característico.
“Noting else matters” es la típica canción que todos te dicen.: “Es la única que me gusta de Metallica”, o “de Metallica y de los heavys sólo me gustan las baladas” Bueno pues ell@s se lo pierden. Metallica es mucho más que un grupo de baladas, como lo es este “álbum negro”. Eso sí, sus baladas son fabulosas, como “The unforgiven”, que también incluye este LP. Con cambios brutales. Muy poderosa.
No puedo dejar pasar mencionar temazos como ” Wherever I may roam”, “Of wolf and man”, “sad but true” . Evidentemente y como he dicho antes, las canciones bandera de este trabajo son “Enter sandman“, con su famosísimo riff de guitarra y que versa sobre las pesadillas en los niños (al menos así nos lo hacen ver en el video clip) y la tantas veces versionada “nothing else matters“. Baladón, así, con mayúsculas.
Es verdad que hay alguna que otra cancioncilla que no está a la altura del resto del disco, pero no voy a decir cuál.
A los fans del Hard rock/heavys no os digo nada, pero si no eres amante de la música potente no creo que disfrutes escuchando este disco. Muchos pueden pensar que es un disco excesivamente duro, baladas aparte, pero ¿qué es más duro? ? La música potente que emplea guitarras y baterías o el Reggeton? No es más dañino para los oídos Alejandro Sanz, Bisbal, y similares? Bueno, para los oídos y para la música en general.

 

Categorías:Sin categoría Etiquetas:

AEROSMITH: Get a grip

22/01/2011 23 comentarios

La banda Hard-Rock de Boston, liderada por Steven Tyler y Joe Perry, lanzó “Get a Grip” al mercado en 1993, después de haberse tomado un respiro desde su último éxito “Pump”, en 1987.

Las dos primeras canciones lanzadas al mercado fueron “Eat the rich” y “Livin’ on the edge”. En este punto se puede decir que les descubrí. Eran los primeros años en que se podía ver la MTV desde casa y ponían los vídeos una y otra vez. Recuerdo que me grabaron el cd en una cinta y me quedé asombrado de lo bueno que era en general. Lo que más me atrajo de “Livin’ on the edge” fue ese crescendo tan particular. “Eat the rich” es pura adrenalina y fuerza, el mejor incio de un disco para un álbum  legendario, que ha sido su mayor éxito.

El disco tenía sus puntos duros, pero no tanto como en los álbumes anteriores, que eran Hard total, e incluso rozaban el heavy.
Como digo, cada canción me había fascinado. Tanto baladas como rockeras. De las baladas, me llamaron la atención tres:  “Crazy”, “Crying” y “Amazing”, que al poco tiempo salieron en single una detrás de otra, con el consiguiente vídeo promocional de la MTV. Son sus clips más famosos, pues en ellos se dieron a conocer las actrices Alicia Silverstone y Liv Tyler, hija del cantante del grupo.

Es cierto que las baladas de “Get a Grip”, convirtieron este disco en algo más para todos los públicos, más comercial que los anteriores, cosas que enfadó a los que  habían sido sus fans de siempre; pero también es verdad que hasta entonces no eran muy conocidos en Europa, y mucho menos en España.

No han cosechado otro éxito parecido a nivel LP, pero sí a nivel de canciones, como la banda sonora de la película Armaggedon: “I dont’ wanna miss a thing”. Es decir, que desde entonces, se puede afirmar, que se han especializado en baladas.

Crying

Livin’ on the edge

Categorías:Sin categoría

THE BEACH BOYS: Pet Sounds

18/01/2011 12 comentarios

Buscando información por la red de este disco me he encontrado páginas que lo califican como el mejor disco de rock de la historia. Yo no llegaría a tanto, pero es una evidencia que está en el altar de los elegidos, del que no va a bajar nunca porque, desgraciadamente, no existe, ni parece que exista, algún grupo o cantante con suficiente calidad como para desbancarle de ahí.

Nos situamos a mediados de los 60, los Beatles dominan el mundo musical, acaban de publicar “Rubber Soul”. Los Beach Boys son la competencia americana de los de Liverpool. La leyenda cuenta, que Brian Wilson, líder de los californianos, escuchando este disco y estando emporrado, se dijo a si mismo y a sus compañeros que tenían que hacer algo parecido, romper con lo que habían hecho hasta entonces -cantidad de singles de éxito, siguiendo las directrices de su discográfica-, y publicar un álbum que les llenase. Y así surgió “Pet Sounds”, una sucesión de canciones con un mismo estilo, sin un single estrella que marcase el disco. No se empleó el clásico voz-guitarra-bajo-batería, sino que juntaron armonías vocales y arreglos orquestales varios, así como la inclusión de sonidos como silbatos, timbres de bici, animales,  etc. En definitiva, toda una innovación en el mundo musical. Ya lo dice el propio título del álbum.

Es difícil destacar una canción en concreto, pues todas son excelentes y todas s están pautadas de igual forma. Si acaso, las que suelen estar en todas las recopilaciones del grupo son “Wouldn’t it be nice”, “Sloop John B.”,  “God only knows” o “You still believe in me”.

En definitiva, es el disco con menos sonido surfero de la banda, aunque es imposible escucharlo y no saber que son ellos los que suenan. Es un disco muy tranquilo. De ambiente. Casi, casi diría que vendría a ser como el chill-out de los 60 (perdón por la comparación, pero es para situarlo).

Siguiendo con la leyenda, comentar que a los Beatles les pasó lo mismo que a los Beach Boys, es decir, al escuchar “Pet Sounds”, decidieron hacer un disco que estuviera a la altura de éste. A los pocos meses publicaron “Sgt. Peppers”. Bendito pique.

Wouldn’t it be nice

You still believe in me

Categorías:Sin categoría Etiquetas: ,

Canciones navideñas

24/12/2010 4 comentarios

No hablo de los villancicos, ni tampoco de los archirepetidos “Last Christmas” de los Wham  o “Feliz Navidad”, próspero año y felicidad, de los Boney M,  sino de otras no tan conocidas como las mencionadas anteriormente.

Freddie Mercury y sus Queen ya le cantaron a la navidad a mediados de los 80. Esta canción no salió publicada en ningún LP de la banda, sino como un single/maxisingle. Eso sí, más adelante ya ha figurado en muchas de las múltiples recopilaciones de la Reina.

Tampoco es especialmente recordada la canción que dió pie al primer Live Aid, en el 85 y que compuso Bob Geldof. “Do they know it’s Christmas”. En la que consiguió reunir a toda la flor y nata del mundo musical inglés de esa época. Esta canción se publicó en las navidades del 84 al 85 y medio año después, en julio del 85 se celebraba el mencionado Live Aid, en el antiguo y mítico estado de Wembley londinense y en Philadelphia.

En el post anterior ya hice referencia a la Band Aid y su canción benéfica. En el vídeo podemos apreciar lo jovencillos que estaban los Paul Young, Boy George, George Michael, Simon Le Bon, Tony Hadley, Sting o Bono.

Esta canción de John Lennon también es uno de los clásicos navideños, aunque con un doble sentido, como casi  siempre en sus letras. No falta Yoko Ono, que aunque podía haberse quedado de espectadora, no es su peor interpretación. Sí, hoy me siento generoso en la calificación.

En el siguiente vídeo, papá e hija Cole, nos deleitan con esta preciosa canción navideña.

Y para acabar una instrumental. Simplemente porque lleva la palabra “Christmas” en el título. De la película “Feliz Navidad Mr. Lawrence”, del compositor japonés Riuchi Sakamoto.No busquemos esos ritmillos tan clásicos de la navidad en esta canción, porque no los tiene.

Comentarios

  1. Maravillas

    Qué buena Nandi!!!

    Más tiempo sin escucharla… ¡Gracias!😉

  2. caterina

    Me encantan las canciones navideñas americanas o bien que estén versionadas por conjuntos o cantantes anglosajones. Los que tenemos aquí…, bueno, son otro estilo 🙂

    Felices Fiestas! ;D

Categorías:Sin categoría Etiquetas:

BAND AID: Do they know it’s Christmas?

20/12/2010 2 comentarios

A finales del 84, Bob Geldof, cantante de The Boomtown Rats, los de “I don’t like mondays”, realizó un viaje a varias zonas desfavorecidas de África, y viendo la hambruna feroz que había, y sigue habiendo, en Etiopía, decidió crear una banda entre muchísimos artistas británicos para sacar una canción cuyos beneficios serían para ayudar, en la medida de lo posible, a los habitantes de aquel país.
Desgraciadamente, hoy en día, poco o nada ha cambiado.
La canción fue compuesta a medias entre el propio Geldof,y Midge Ure, de Ultravox.
Reunió el no va más de la época. Gente que no quiso faltar como Phil Collins, U2, Spandau Ballet, Duran Duran, Culture Club, Bananarama, Frankie Goes to Hollywood, George MIchael, Sting, Status Quo, Ultravox, Kool and the Gang, Paul Young,….
Se publicó la canción, acompañada de un video clip (era la época de su máximo apogeo), en el que se recogían momentos de la grabación.
De todas formas el cenit de la creación de Geldof llegó en julio del 85 en dos diferentes partes del mundo, en el JFK Stadium de Philadelphia y en el mítico estadio londinense de Wembley, con un macro concierto paralelo, el Live Aid, que reuniría a todas estas figuras de la música y a otras que por diversos motivos no habían estado en la grabación de la canción, como los mismísimos Dire Straits o Queen, que fueron los grandes triunfadores de aquel evento. Desde entonces, Queen y Wembley siempre han ido de la mano, incluso después de la muerte de Freddie Mercury, pues en ese estadio se celebró su homenaje, un macro concierto a beneficio de la fundación que lleva su nombre, para evitar el SIDA, la enfermedad que le mató. También fue el encumbrarmiento definitivo de U2, hasta entonces un grupo relaltivamente de minorías.
En el 2004 hubo una reedición de ese concierto, con artistas del momento: El Live Aid 8.
Una curiosidad: La Band Aid fue anterior a We are the world.

Comentarios:

earendil

Posiblemente la mejor recopilación de artistas de los años 80 se dió cita aquel 1985… Tengo los 4 DVDs y no te cansas de escucharlos nunca…

Ojalá acciones como esta fuesen más populares, como el reciente Live 8…

Arrivederci !

Categorías:Sin categoría

THE BEATLES: Abbey Road

19/12/2010 3 comentarios

El disco con la portada más famosa de la historia del mundo de la música, el disco de los Beatles atravesando el paso de cebra dirigiéndose a los estudios de grabación  y el escarabajo aparcado con dos ruedas encima de la acera. Menuda tarjeta de presentación.

Evidentemente, el disco está a la altura de su portada, y más. Son 17 canciones, algunas de ellas encadenadas o casi diría yo que incompletas, que sirvieron de despedida al grupo más grande de todos los tiempos.

Sobresalen en popularidad al resto “Come together”, “Something” o “Here comes the sun”, al haberse publicado en los dos primeros recopilatorios de los Beatles, el rojo y el azul. La primera de Lennon, las otras dos de un Harrison espectacular, en los más alto de su creatividad musical. (Al poco de separarse los Beatles publicaría su obra maestra, All things must pass). Matizo ésto ya que la mayoría de este álbum son composiciones de McCartney, aunque todo son verdaderas obras maestras. Paul en estado puro. El verdadero y el mejor.

Es la época de los Beatles melenudos, los de la última época. La ultimísma diría yo. De hecho, grabaron este disco con la separación del grupo ya en mente de todos. Aún así, ahí tenemos el resultado. De hecho el gobierno británico ha hecho lo posible para evitar la venta de estos míticos estudios de grabación. Patrimonio

Es un disco con un halo de misterio, ya que se han sacado muchas conclusiones de él y sobre todo, de su portada. Se concluye que McCartney está muerto y que esa foto representa un cortejo fúnebre, con Lennon, el primero, de blanco, como los predicadores, detrás Ringo, de negro, de duelo por su amigo difunto, le sigue McCartney, descalzo y con los ojos cerrados (se ve que en no sé qué civilizaciones se representaba a los muertos descalzos)., y por último, George Harrison, vestido con ropa informal, sería el enterrador.

También sorprende el hecho de que, a pesar de ser el último disco en grabarse, no fue el último en editarse, ya que este “honor” correspondió a “Let it be”, grabado anteriormente. Su lanzamiento coincidió con el anuncio de la separación del grupo.

No recomiendo ninguna canción en concreto. Recomiendo el disco entero. Y no una escucha individual de cada canción, sino los 47 min 24 seg del álbum, antes vinilo, ahora cd o archivo de mp3 o no sé qué formato.

Something

Come together

Golden Slumbers, Carry that weight, The End

 

Comentarios:

  1. caterina 4 ago 2010 | 08:39 PM

    Genial el disc, la portada, ells, la seva música…, tot!!! Se fa difícil imaginar què hauria estat de la música sense ells. Per a mi els millors. Fa uns anys varen fer una exposició a Palma dels quatre de Liverpool i a la publicitat van aprofitar la portada d’aquest disc on ells travessen el pas de vianants però darrere hi van col·locar la Seu. Encara guard la publi🙂

  2. demos 5 ago 2010 | 10:49 PM

    Crec que me puc una idea de lo que t’agraden……

 

 

Categorías:Sin categoría Etiquetas:
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.